sábado, 28 de enero de 2012

29

Te voy a explicar todo sobre esa lluvia. Al principio: mirar tanta agua cayendo en todas direcciones y pensar que la naturaleza quiere hacer un daño. Correr, entrar en una casa, desvestirse y vestirse con otra ropa, volver a estar seca lo mismo. Pero después de eso todo se ve distinto. Una se ve distinto, o ya no puede hacer otra cosa más que sentirse. Sentirse y respirar. Ingresar aire, seguir el ritmo original del cuerpo, deslizar una mano por el pecho para estar seguro. Percibirse.
La lluvia es la manera de saber que el cielo existe. Ahora escribo y ya no puedo hacer otra cosa, solo escuchar la corazonada de que el cielo está ahí. Avanzar.

1 comentario:

Patto dijo...

"La lluvia es la manera de saber que el cielo existe"

Genial.